Publicado el Deja un comentario

K2 invernal

Pasan los años y el reto del K2 invernal sigue pendiente. Se suceden los intentos infructuosos con el paso de los inviernos y se ha llegado a leer que que va a ser un desafío para décadas. En total, ha habido 7 expediciones invernales serias al gigante del Karakorum (5 desde 2012) y ninguna ha superado los 7650 metros. Queda un mundo y eso hace que muchos analistas se pregunten siquiera si es posible.

k2 invernal, repleto de nieve
El K2 invernal presenta un aspecto estremecedor

Txikon dice que el k2 invernal está al caer

Lo que está claro es que a pesar de que Txikon diga que será pronto, son muchos los que aventura que queda más de una década de intentos infructuosos y que no será hasta mediados de los años 30 cuando se consiga este reto colosal.Un equipo grande puede ser la respuesta a este gran problema sin resolver. Muchos alpinistas equipando la ruta y apoyo logístico pueden acortar esos plazos, pero una auténtica expedición pequeña en estilo alpino… puede que no lo consiga jamás.

Los polacos abrieron la veda

La historia del himalayismo invernal comenzó en los años 80 con los polacos, que consiguieron el Everest, el Manaslu, el Dhaulagiri, el Cho Oyu, el Kanchenjunga, el Annapurna y el Lhotse entre 1980 y 1988. Después, el ochomilismo en invierno cayó en el olvido hasta que, ya en el siglo XXI, lo revivió Simone Moro con la primera en el Shisha Pangma y la primera en el Makalu. Los 9 de la cordillera del Himalaya ya habían sido hollados, pero quedaban los 5 ochomiles del Karakorum.

Quién sino iba a estar en la primera, aparte de Simone, cuando en el 2011 ascendió el Gasherbrum II con Urubko. En los dos inviernos sucesivos, Bielicki coronó el Gasherburm I y el Broad Peak, devolviendo el orgullo polaco al ochomilismo invernal. La última cima fue el Nanga Parbat, de nuevo con Simone Moro y con el primer español en la primera invernal, Alex Txikon.

Moro se lanza a por el K-2 invernal

Simone ha hablado recientemente y ha dicho que le gustaría llevarse al bolsillo el repoker de primeras invernales culminando el k2 invernal. Quién sabe si él lo conseguirá, desde luego, es el mas experimentado de todos. Aunque en los últimos años él no se ha acercado por allí porque su mujer dijo que se moría allí. Esperemos que el sueño no fuese profético y que el italiano haga realidad el sueño de todos los alpinistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *