Mochila de montaña

La mochila de montaña es una compra muy importante para un alpinista. Suele suponer un desembolso importante, especialmente si hablamos de modelos de gran capacidad, pero también dura mucho tiempo y es preferible coger un modelo de calidad, que uno que nos vaya a molestar en las excursiones.

Comprar mochila de montaña

En las mochilas de montaña el aspecto más importante es el volumen de capacidad, ya que determina en gran medida su finalidad. Además, hay otros aspectos en los que fijarse, pero los dejaremos para el final. Comenzamos entonces con las tipologías de mochila según los litros de capacidad que ofrecen al usuario.

Hombre con mochila mirando al horizonte
La mochila siempre te acompaña

Mochila de Trail

Este tipo de mochila tiene muy poca capacidad, entre 5 y 15 litros. Las más pequeñas suelen estar hechas de una tela elástica y son indicadas para carreras de corta distancia, hasta 10-15 kms. Puedes guardar las barritas, algún gel o bebida. En las de 15 litros, indicadas para distancias más largas, puedes meter un chubasquero bien doblado, obligatorio en muchísimas carreras ultratrail, además de una manta térmica o medicamentos para primeros auxilios.

mochilas sobre la vegetación
Las mochilas de ataque son más compactas y resistentes

Mochila de ataque

Esta es la mochila ideal para el día de cima, esa noche que sales del refugio antes del amanecer. En ella debes llevar comida, bebida y algo de ropa extra, por si sucediera algo en las cumbres heladas. También son ideales para las excursiones de un día en verano. Su capacidad no debe exceder de los 50 litros, y si eres de los que va muy ligero, te bastará con una de 30-35 litros de capacidad.

silueta de un hombre oteando el horizonte ante un paisaje montañoso
Las mochilas de expedición permiten cubrir grandes distancias en unos días

Mochila de expedición

Están mochilas son las más grandes y permiten llevar un saco de dormir además de mudas y ropa para varios días. Ideales para pasar la noche en una tienda de campaña, en pleno monte, o para trekkings de varios días. Recomendamos que tenga más de 90 litros, ese sería el mínimo. Y hay incluso monstruos de 140 litros, a gusto de cada uno.

Hombre sentado contempla el paisaje
Una mochila forma parte del equipamiento básico del excursionista

Prestaciones de una mochila de montaña

Además de la capacidad, debemos de mirar si tiene división interna para poder llevar el saco de dormir en el fondo, si lleva bolso para camelback, si tiene un acolchado generoso, si lleva capa impermeable por si nos pilla una tormenta de improviso o la cantidad de bolsillos exteriores en los que poder llevar el protector solar, las barritas, una fruta o la bebida.

Además de mochilas de montaña, en nuestra tienda tenemos: